SAINT MARCELLIN

2.95 IVA Incluido

La leyenda dice que en el siglo XV el rey Luis XI El Prudente fue atacado por un oso. Fueron dos leñadores quienes le salvaron y para recuperarse del susto le dieron a probar el queso Saint Marcellin. El rey agradecido les dio el título de nobles y guardó para sí la costumbre de comer este queso.

La textura varía de firme a muy untuosa, y tiene un sabor suave a mantequilla, apenas salado. Cuando está maduro, es irresistible, con un leve regusto a levadura..