El pasado lunes tuvimos el placer de participar en la gala de HoyTú (Federación Regional de Empresarios de la Hostelería y el Turismo),  una gran fiesta llena de emociones y reencuentros tras los años más duros de la pandemia. Los asistentes pudieron disfrutar de nuestra estación con una completa selección de los mejores quesos artesanos.
La Lechera de Burdeos nació con el objetivo de trasladar y difundir la “cultura del queso” y queremos agradecer el inmenso apoyo que la hostelería murciana nos ha dado durante todos estos años en esta misión.
Gracias a la hostelería, también, damos grandes oportunidades a los pequeños productores que están luchando día tras día por defender raza, patrimonio agrario, biodiversidad y empleo rural.
Gracias a HoyTú por un magnífico día, gracias al sector hostelero por ser nuestro gran aliado y altavoz de la cultura quesera y gracias a los “artesanos del queso” que trabajan sin descanso para traernos siempre lo mejor, siempre estaremos con todos y cada uno de vosotros.

Cada parada de este maravilloso viaje, te transportará a los sabores y culturas de los lugares con la mejor tradición quesera del mundo.

Comenzando en La France, el sabor y la cremosidad del Brie de Meaux lo distinguen de cualquier otro queso Brie. Visitando las tierras francesas nos encontramos también con el queso Comte. Sus grandes dimensiones llaman la atención de cualquiera, quienes se quedan aún más impresionados cuando descubren su sabor.

En Holanda saborearemos el queso Gouda extraviejo. Las sensaciones salinas de este queso contrastan a la perfección con las notas a fruta y cacao. Además de degustarlo en esta tabla, puedes añadirlo a ensaladas o elaborar con él tus salsas favoritas.

Hazte con la tabla internacional en nuestra Tienda Online

La siguiente parada de este apasionante viaje es Italia, otro de los países con una selección de quesos inigualable. Su famoso Pecorino Trufado conquistará tu paladar desde el primer bocado. La inyección de trufa acompaña armoniosamente las notas lácteas de la oveja. Su maridaje es fantástico junto a un vino tinto.

Aterrizamos en nuestro último destino, Gran Bretaña, para encontrarnos con uno de los quesos más emblemáticos del mundo. El sabor intenso del Stilton Colson Basset es el idóneo para cerrar la degustación de esta tabla de quesos. Considerado en Inglaterra como “el rey de los quesos” no podía faltar en este exquisito viaje de sabores y texturas.

Desde La Lechera de Burdeos, deseamos que hayan tenido un delicioso viaje y que no duden en seguir descubriendo las maravillas que ofrecen nuestros quesos de todo el mundo.

El amor de una quesera por sus quesos es muy parecido al que siente una madre por su hijo. Solo ellas son capaces de crear esa intensidad y dulzura que nos hacen madurar. A nosotros y estos 5 quesos criados por 5 mujeres. Os contamos la historia que hay detrás de cada una de ellas.

Ruperto- Llorema Madrid—Rulo láctico

Las nietas de Ruperto/ La quesería de las Primas

La familia de Don Ruperto, disfrutaba desde hace muchos años de su plena dedicación al campo y al cuidado de sus ovejas segureñas, una raza que goza de espléndidas y sabrosas carnes. Fabricaban su propio queso para autoconsumo y un día del año 2017 deciden adentrarse en la elaboración artesanal de quesos. Pero, ¿sabéis cuál fue su gran reto? Cambiaron de ganado y optaron por ovejas de la raza lacona.


¿Y de dónde viene el nombre Quesos Ruperto? Nos lo cuenta sus nietas – “Es el apodo de mi familia paterna. Decidimos llamarlo así, especialmente por mi abuelo. El cambio de ovejas segureñas a ovejas lecheras no le gustó nada a mi abuelo y para compensarle le pusimos su nombre al queso”.
¡Y además! En esta pequeña empresa familiar cuentan con el control de todo el proceso, desde la alimentación de las ovejas, que es cultivada en una finca de la empresa, hasta el producto final. Tienen cuatro variedades diferentes de quesos, una de ellas es el Rulo láctico, una auténtica delicia.
Te animamos a conocer el queso de Llorema Madrid y su prima Victoria, las maestras queseras de la Quesería Ruperto, en nuestra tienda online.

GRAZALEMA CADIZ: Quesería La Pastora de Grazalema
LAS TRES QUESERAS

De la esencia de la Sierra de Cádiz a tu paladar

Lee con atención, esta historia te va a gustar. Teresa, Carmen y Elisabeth, amigas de la infancia se encontraban desempleadas, un día tomando café y hablando sobre la posibilidad de cambiar su situación laboral, deciden emprender en algo que conocían por tradición familiar: cuidar el ganado y elaborar quesos. El nombre de “La Pastora” viene por ese motivo.


Esta pequeña empresa Gaditana elabora sus quesos siguiendo una receta familiar que ha pasado de generación en generación durante años. Un proceso controlado y de calidad, que abarca desde el nacimiento y cuidado de las Cabras Payoyas y Ovejas Merinas hasta el etiquetado del producto.

El queso de cabra payoya y oveja merina de Grazalema curado en manteca está elaborado en la localidad gaditana de Grazalema en pleno corazón del parque nacional de la Sierra de Grazalema. Este queso mezcla de La Pastora de Grazalema ha sido premiado como mejor queso mezcla de España por Gourmet quesos.

¿Te animas a probarlo?

COMTÉ DE VERANO 24 MESES:

Comté, René y su hija Isabelle.

Isabelle Seignemartin,que junto a su marido Christophe Lancien se encargan de realizar el queso Comté. Isabelle, hija de René y nieta de Francisque, quienes comenzó con el negocio de los vinos y el queso, en Charix.

Su historia está muy presente a día de hoy, de hecho este queso es el de mayor producción en Francia y no nos extraña pues es súper versátil. Cuenta con Denominación de Origen Protegida desde 1958, siendo el primer queso francés en obtenerlo. Y se caracteriza por la diversidad de sabores que puede ofrecer.

¿Y por qué es el queso preferido del verano? Porque sólo en verano, tras el deshielo, las vacas pastan libremente y comen flores.

Puedes saber más en el post que le dedicamos https://www.lalecheradeburdeos.com/noticias/viaje-a-jura/

CASERIO LALEZE: IDIAZABAL AHUMADO: Elisabeth Gorrotxategi

Una madre de la leze

La Leze es una quesería familiar formada por José Mari Jauregi, Elisabeth Gorrotxategi y sus hijos Arkaitz y Gaizka. En 1992 decidieron apostar por esta forma de vida, el pastoreo y la elaboración de queso de alta calidad, basándose en un proceso de elaboración milenario y aportando su toque personal.

La madre de familia, Elisabeth Gorrotxategi, es la encargada de la elaboración los quesos, partiendo de leche cruda de sus ovejas y cuajo natural de sus corderos, dos materias primas de gran calidad que hacen de este queso uno de los mejores de nuestra tierra. Una madre trabajadora y luchadora que hasta 2004 compaginaba 3 trabajos distintos, quesera, cajera de un hipermercado y, por supuesto, madre. Una familia unida que, juntos, cumplen un sueño.

Ana Rosa Bada Herrero, Quesería Los Puertos: Cabrales

Los Puertos de Ana Rosa

Ana Rosa Bada Herrero es la dueña de la Quesería Los Puertos, situada en el centro del pueblo de Poo de Cabrales. Ana Rosa nació en Tielve, en el seno de una afamada familia quesera, de quienes aprendió toda la teoría y práctica en la elaboración del Quesu Cabrales. En el año 2005 tomó las riendas de una quesería ubicada en Poo y con su experiencia comenzó a elaborar su propio queso.

Los Puertos elabora queso de Cabrales a partir de tres leches (vaca, cabra y oveja) y, además su maduración se hace en cuevas. La humedad, la temperatura, y la altura a la que se encuentran las cuevas influyen sus características. A veces, acceder a estas cuevas resulta imposible, sobre todo, en los meses de invierno que, por la nieve, la mayoría, quedan incomunicadas, así que para realizar la labor de volteado de los quesos se realiza un gran esfuerzo que finalmente se ve recompensado con la satisfacción de nuestros clientes.

Si has llegado hasta aquí, ¡gracias! Y aún hay más… ¿Cómo acompañamos a estos quesos elaborados por mujeres luchadoras y soñadoras? ¡Pues con un buen vermouth! En concreto con el que lleva el nombre de Ana Caballo, la madre de las tres emprendedoras quienes están detrás de este Vermouth.

Solo os podemos decir que está realmente delicioso, y que es la guinda de pastel para acompañar a la tabla de quesos propuesta.

En nuestro artículo de hoy, hablamos de uno de los quesos más innovadores de nuestra selección. El Queso Ruperto de Corteza Lavada es de leche cruda de oveja, pasta semiblanda y, cómo no, de elaboración artesanal.

Quesos Ruperto es ya un referente en la elaboración de este tipo de productos bajo principios de calidad, tradición y eficiencia ha recibido ya cinco importantes premios nacionales y uno internacional. Posee un rebaño de ovejas de las que se extrae la leche con la que elaboran estos quesos, lo que les permite controlar la calidad y la trazabilidad del producto en todas sus fases.

Un queso de olor vegetal, algo intenso y de fermentación, típico en este tipo de cortezas. Te invitamos a descubrir su textura semiblanda, su cremosidad y granulosidad fina en boca, y a que identifiques sus notas vegetales y a frutos secos.

¡Pincha aquí y llévalo a tu carrito de compra!

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text disable_pattern=”true” align=”left” margin_bottom=”0″ p_margin_bottom=”20″ width=”1/1″ el_position=”first last”]

[/vc_column_text][mk_blockquote style=”line-style” text_size=”16″ align=”left” width=”1/1″ el_position=”first last”]Sus cavidades azules se deben a la siembra del penicillium roqueforti que se desarrollará gracias al pinchado de agujas decorando su pasta de vetas azules. Su pasta se puede apreciar diferente en su elaboración en verano a la de invierno, la primera tiende a un marfil hueso y brillante, y la segunda es más blanquecina y menos húmeda[/mk_blockquote][vc_column_text disable_pattern=”true” align=”left” margin_bottom=”0″ p_margin_bottom=”20″ width=”1/1″ el_position=”first last”]

En el corazón del Parque Natural Regional de Grands Causses, vasto espacio con paisajes áridos y contrastados, el Azul de Séverac nace y extrae de él sus cualidades específicas y originales. La leche se enriquece con el aroma de las plantas que crecen allí haciendo de su cata olfativa un viaje fresco y sostenido. Se diseña con la leche de oveja que proviene únicamente de granja, esto implica un sabor fuerte y ligeramente picante, toques dulces y creciente vigorosidad a medida que madura. Su riqueza organoléptica, lo convierte en un queso excepcional.

Sus cavidades azules se deben a la siembra del penicillium roqueforti que se desarrollará gracias al pinchado de agujas decorando su pasta de vetas azules. Su pasta se puede apreciar diferente en su elaboración en verano a la de invierno, la primera tiende a un marfil hueso y brillante, y la segunda es más blanquecina y menos húmeda. Luego se refinará al aire fresco y húmedo de bodegas durante 4 a 6 semanas, haciendo de su pasta una masa consistente y cremosa.

En La Lechera de Burdeos lo recomendamos al final de la tabla, al final de la comida, lo consideramos sin duda un buen sabor de sobremesa, ¡motivo por el que fue una de las primeras referencias que decidimos traernos! Por supuesto en la cocina da mucho juego también, resulta delicioso en tortillas, pasta o patatas, carnes asadas o ensaladas.
¿Te animas a probarlo?

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

[/vc_column_text][mk_blockquote style=”line-style” text_size=”16″ align=”left” width=”1/1″ el_position=”first last”]En otro tiempo llamado Vacherin. Fue el primer queso francés que logró la AOC, en 1952 y la DOP en 1996. Procede del Macizo de Jura, en la región francesa de Franche-Comté. Para producir una sola rueda de Comté de 40kg se necesitan alrededor de 400 litros de leche, es decir, la producción diaria de 30 vacas.[/mk_blockquote][vc_column_text disable_pattern=”true” align=”left” margin_bottom=”0″ p_margin_bottom=”20″ width=”1/1″ el_position=”first last”]

La riqueza y la diversidad de los pastos de la montaña y la marcada diferenciación de las estaciones aportan al Comté su único sabor, además de la leche de las dos únicas razas nativas de vaca que deben utilizarse: la Montbéliarde, conocida por el dulzor de su leche, constituye el 95% del ganado, y la parte restante la conforman las vacas Simmental francesas.

Tras la obtención de la leche y la formación del queso, es en el silencio y la oscuridad de la bodega donde el Comté sufrirá su segunda transformación y será objeto de un cuidado atento para promover el desarrollo organoléptico que ocurre naturalmente durante los meses posteriores.
Afinar es saber cómo llevar un queso a la madurez. Afinar es un trabajo que requiere mucha paciencia: se necesitan largos meses para hacer de un queso blanco, un producto rico en sabores y olores.

Cada Comté que sale de la bodega está rodeado por una “banda de marcado” verde o marrón que reflejará su calidad.
Es colocado por el afinador que toma nota de cada rueda de molienda en función de varios criterios, entre los cuales el sabor es el más importante.
Los quesos clasificados de 14 a 20/20 reciben una banda verde “Comté Bell” y los señalados de 12 a 14, reciben una banda marrón “Comté”. Los quesos con una puntuación inferior a 12 no tienen derecho a la designación.

Deberá siempre elaborarse con leche cruda y tener una maduración mínima de 4 meses. La corteza tiene una superficie granulada. De pasta compacta, ligera y flexible, variando del amarillo crema al amarillo oscuro, cabe la posibilidad de que se le desarrollen algunos ojos. De sabores muy diversos, vinculado con su lugar de elaboración. Pueden aparecer aromas florales y sabores a fruta en verano y a nuez en invierno. Su sabor puede recordar desde la mantequilla derretido, batido de chocolate, avellanas, caramelos o aromas tostados, cuero, pimienta o chocolate negro.
En Francia se toma prácticamente a cualquier hora del día. Como se funde bien, es común encontrarlo en numerosos platos franceses como en “quiches”, sopas, tartas, o las famosas fondues”. Su textura cremosa y sabor afrutado combinan muy bien con el pescado y la carne blanca, así como con los vinos del Jura de la región, como por ejemplo la Chardonnay, Chenin Blanc o Viognier. En general, con vino blanco seco o con champagne en el aperitivo.

[/vc_column_text][vc_column_text disable_pattern=”true” align=”left” margin_bottom=”0″ p_margin_bottom=”20″ width=”1/1″ el_position=”first last”]

 

[mk_blockquote style=”line-style” text_size=”16″ align=”left” width=”1/1″ el_position=”first last”]

El inicio de su cosecha está programado para el 17 de septiembre, el vino se comercializa dos meses después de la cosecha. La mayor parte de su producción se realiza con gamay, Las uvas Gamay no siempre han tenido una buena prensa: en el siglo XIV, Philippe le Hardy ordenó que todas las plantas gamay que se cultivaban en su región, Borgoña, fueran arrancadas. Le reemplazaron estos pies por una variedad de uva considerada más noble, Pinot Noir. Así, Gamay se limitó a la región de Beaujolais, desde el sur de Macon hasta el norte de Lyon. El vino producido era ciertamente menos prestigioso, pero las cantidades más importantes.
Una de las particularidades del Beaujolais Nouveau es que su vinificación se realiza a partir de grupos enteros, no triturados. La vinificación tiene lugar de acuerdo con el método de maceración carbónica, es decir, en tanques saturados con dióxido de carbono. Este proceso favorece la producción de vinos ligeros, cuyos aromas frutales se ven agravados por la adición de levadura.

Fue

[/mk_blockquote][vc_column_text disable_pattern=”true” align=”left” margin_bottom=”0″ p_margin_bottom=”20″ width=”1/1″ el_position=”first last”]

Cada tercer jueves de noviembre, el nuevo Beaujolais aterriza en las mesas. ¿Cuándo despega este viaje?

en 1951 que la historia de Beaujolais Nouveau comenzó, precisamente el 11 de marzo, cuando la ley entonces permite la venta de vinos de la cosecha de desde el 15 de diciembre solamente. Descontentos, los enólogos de Beaujolais se unieron para obtener el permiso para vender sus vinos “en primeur”, a principios de año.
El 13 de noviembre de 1951, una adición a la ley le permite a la Unión de Vinos de Beaujolais comercializar vinos antes del 15 de diciembre: ¡Nace Beaujolais Nouveau! No fue hasta 1985 que la fecha de Beaujolais Nouveau se fijó para el tercer jueves de noviembre de cada año. Esta tradición se ha fortalecido a lo largo de los años y el festival Beaujolais Nouveau es hoy un evento esperado y celebrado en toda Francia.

Detrás del nuevo Beaujolais se encuentra un golpe genial de marketing que mejora su estrategia cada año. De hecho, la producción de un vino fecha fija transmitida por todos los medios de comunicación, es una gran ayuda para los productores que venden fácilmente su stock de vino. Pese a todo el mundo estar de acuerdo y convertirse en un evento de carácter internacional, no ha evitado que se trate de un pretexto perfecto para la fiesta y una velada con amigos orquestado por un vino bueno y fácil de beber.

Sus técnicas de elaboración son reguladas por la “AOC” o Denominación de Origen Controlada de Beaujolais y Beaujolais-pueblos. Su producción se extiende sobre un área geográfica muy precisa, concretamente al norte de Lyon, en la región de Auvergne-Rhône-Alpes, y al sur de Mâcon en el departamento de Saône-et-Loire, con el fin de garantizar la calidad de la producción.
Para que un vino sea considerado un Beaujolais Nouveau debe producirse a partir de la uva Gamay de jugo negro a blanco. Las técnicas de producción de Beaujolais Nouveau son la maceración carbónica (tradicionalmente utilizada en Beaujolais), la maceración tradicional (ya que se practica de manera más general para elaborar vinos tintos) y la termovinificación, que consiste en calentar la cosecha antes de la fermentación. (Esto facilita la extracción de compuestos fenólicos durante la fase de maceración y desarrolla precursores aromáticos específicos).

Por supuesto, este vino combina estupendamente con los quesos como el Saint Marcellin o Saint Félicien por su carácter afrutado, pero si estás pensando en llevarlo a una cena podrás acompañarlo con platos en salsa, pollo asado, bruschetta toscana e incluso mariscos!

El hecho es que el Beaujolais Nouveau es una tradición profundamente arraigada en la cultura popular francesa y que ha superado con creces sus fronteras, ya que nos encontramos al mismo tiempo en la mayoría de los países que consumen este vino.
En Lyon nos podremos encontrar en cualquier bar de vinos que se precie o en la Place du Terreau, donde se celebra el tradicional Beaujol’en Scène , un evento organizado durante 20 años por los Jóvenes Viticultores del Ródano. En el menú: fiesta disco, barriles enrollados y piercing a la medianoche.
En París ¡con 1.1 millones de botellas, la región de París es la que más Beaujolais Nouveau vende cada año!
En Japón te puedes dar un baño de Beaujolais en Hakone, una ciudad famosa por sus aguas termales naturales. Y la bañera no está realmente llena de vino, ya que solo se agregan seis botellas a los 13,000 litros de agua.
En Londres muchos bares ofrecen fiestas alrededor de Beaujolais Nouveau. ¡Tal oportunidad de fiesta los ingleses no lo dejarían pasar! Cerca de la plaza Leicester, The Beaujolais es una verdadera institución, instalada desde hace más de 30 años.
En Nueva York, una hermandad báquica cuyo objetivo es promover los vinos de Beaujolais (Orden de Compañeros Beaujolais) organiza todos los años una gran velada alrededor de la salida del primer vino. Menús de carne de vacuno de Borgoña, quiche Lorraine y una deliciosa sopa de cebolla adornan las mesas.
Y en Murcia, en La Lechera de Burdeos, ¡nos hemos sumado a éste evento durante 8 años! Salimos a la calle donde nuestros clientes nos encuentran con degustaciones de quesos, fondues, bodegones, música y un pintor de la región que plasme nuestra escena y la podamos recordar en nuestras paredes. Toda la trayectoria vínicofestiva la tienes expuesta en nuestro local 🙂

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]